Portada > Del Colegio > Curso 2010-11

Hno Fermín Gregori

En la madrugada del 3 de enero de 2011 falleció el Hno Fermín Gregori Pardo.

Había nacido en Font d'en Carrós el 2 de octubre de 1934. Estuvo un breve tiempo en el seminario diocesano de Valencia y luego en el seminario franciscano de Benisa.

Comenzó el año de noviciado en Santo Espíritu del Monte el 7 de septiembre de 1952, emitiendo la profesión temporal al año cumplido, el 8 de septiembre de 1953

De allí pasó a Cocentaina, donde comenzó los estudios eclesiásticos durante tres años (Filosofía).

Luego, en 1956, marchó al convento de Teruel donde estudió durante cuatro años el resto de los estudios eclesiásticos (Teología). Al comenzar sus años de Teruel emitió la profesión solemne, el 10 de octubre de 1956. Y recibió la ordenación de presbítero el 19 de diciembre de 1959, durante último año de estudios.

Eucaristía con los pequeños

El Hno Fermín celebrando la eucaristía por primera vez. Le ayuda el Hno Pascual Montaner.

Permaneció un año más en Teruel como profesor en una escuela que entonces había en aquel convento.

En 1961 fue enviado a Pego. Allí fue educador en el seminario menor, al tiempo que ayudaba al párroco en la pastoral.

En 1965 fue llamado a la mili. Los curas servían como capellanes castrenses. Fue enviado a Canarias. Y siempre ha guardado muy buen recuerdo de aquellos años.

Terminado el tiempo de servicio a la Patria, el año 1967, fue destinado al convento de Zaragoza, donde permaneció durante 21 años. Los franciscanos tienen allí un colegio y una parroquia. El Hno Fermín fue nombrado párroco de la parroquia de Jesús Maestro, en el barrio de Jesús. Al mismo tiempo se encargaba de la catequesis del colegio y muchas de las clases de Religión.

Siempre tuvo una gran afición a la fotografía. De Canarias se trajo una buena cámara y en Zaragoza tuvo un laboratorio en el que revelaba las fotos... hasta que llegó el color. Se encargaba de las fotos que requería la secretaría del colegio y sus fotos levantaban acta de los actos que se realizaban en la parroquia: bautizos, comuniones, procesiones... Tenía una colección de fotos respetable.

En 1988 fue destinado al colegio de Carcaixent, donde ha permanecido hasta su fallecimiento. Ha sido profesor y tutor de los alumnos de 6º y 7º (de la Logse, luego llamados 1º y 2º de la ESO). También se encargaba de la catequesis de los alumnos de Primera Comunión (2º y 3º de Primaria). Y ayudaba en el comedor de los alumnos mediopensionistas pequeños. Al mismo tiempo cuidaba el culto en la iglesia de San Francisco ha sido el factotum

Pero donde su labor ha sido más constante, y al mismo tiempo desconocida, ha sido en la visita a los enfermos, esforzándose en seguir subiendo escaleras cuando sus rodillas ya casi no se lo permitían.

Bodas de Oro sacerdotales

Al cumplirse los cincuenta años de su ordenación sacerdotal celebró sus Bodas de oro. Todos los hermanos franciscanos de Valencia nos unimos a esa celebración.

En enero de 2010 celebró este importante aniversario con los sacerdotes de su pueblo, La Font d'Encarrós sus familiares.

Enfermedad

Este verano cayó un porrazo y se rompió la clavícula. Le costó bastante recuperarse y volver a recuperar el movimiento en el brazo derecho. El 14 de diciembre se le declaró una neumonía que le obligó a estar una semana hospitalizado y hasta final de la otra semana estuvo sin salir de nuestro cuarto de estar (Sala de la Orden, decimos los frailes).

Fue a su pueblo de vacaciones los días 1 y 2 de enero. Tras desvanecerse durante unos minutos fue llevado al hospital de Gandía donde le descubrieron un aneurisma en la aorta. Nos avisaron que era grave y que tenía que ser trasladado urgentemente a Valencia. Falleció en la ambulancia que lo trasladaba para ser operado, el día 3 de enero a las 3 de la mañana.

Entierro

Se instaló la capilla ardiente en la del colegio. Desde el colegio partió el entierro hasta la iglesia de San Francisco. Acudieron muchos hermanos de todos los conventos de Valencia y Aragón, los párrocos de Carcaixent y sacerdotes nacidos en La Font d'en Carròs. Presidió el funeral el Hno Juan Carlos, Vicario Provincial.

La iglesia resultó pequeña para la mucha gente que acudió al entierro. Vinieron todos sus sobrinos y re-sobrinos y un autobús con gente de su pueblo. Porque el Hno Fermín mantuvo durante toda su vida un buen contacto con su pueblo y su parroquia.

Se encargó de seleccionar y dirigir los cantos D. Vicente Escrivá, también de La Font d'en Carròs, y fueron acompañados al órgano por el alumno del colegio Raúl Montalvá. Contribuyeron grandemente a que la celebración resultara sencilla y muy sentida.

Palabras

Como Hno Guardián de la fraternidad franciscana dirigí unas palabras de agradecimiento:

Quiero dar gracias, en nombre de los hermanos franciscanos de Carcaixent y en el mío propio, en este momento de despedida de nuestro hermano Fermín.

Gracias en primer lugar a Dios porque llamó a la existencia al Hno Fermín, porque decidió que entrara en nuestra fraternidad de franciscanos, por los años que hemos compartido junto a él oraciones y trabajos, esperanzas y tristezas; por su carácter, por sus palabras y por su disponibilidad.

Por su trabajo diario como pastor de almas, como profesor en este colegio, como catequista de primera comunión.

Damos gracias a las personas que Carcaixent, que nos habéis acompañado y nos acompañáis en estos momentos difíciles. A D. José Masanet, cada vez mas franciscano, que nos ha ayudado a cuidarle en el hospital. A Dª Isabel Nebot que, olvidándose de que ella también necesita cuidados, se prestó a cuidarle, aunque finalmente no hiciera falta porque el dieron el alta hospitalaria.

También damos gracias a los médicos que le han cuidado en el hospital y en casa [Dras Teresa Oliver y Laura Oria], los que nos han visitado a nosotros y le han visitado a él y han puesto su sabiduría para devolverle la salud.

Damos gracias a los familiares del Hno. Fermín que habéis hecho que para él, volver a su pueblo, siempre fuera una necesidad y una fiesta.

A los enfermos a los que gustaba visitar y llevar la eucaristía porque habéis rezado por él y ahora os sentís consolados por su cercanía. También yo me pregunto si podremos seguir la labor que comenzó el Hno Fermín.

A nuestros hermanos párrocos, al hermano Superior Provincial y hermanos franciscanos de las otras fraternidades que nos habéis acompañado y os aprestáis a curar las heridas que la hermana muerte ha causado en nuestra fraternidad ya muy mermada.

A todos vosotros la petición de que sigáis cerca de nosotros y recéis a Dios por él para que descanse en su gloria, y por nosotros para que sigamos trabajando sin descanso por la extensión y conocimiento de la gloria de su nombre.

Jubilación del Hno Fermín

Con los profesores celebrando el principio de su jubilación.

Quin despago!

D. Paco Vila, Director académico del Colegio dirigió unas palabra en nombre de los profesores.

Pau i Bé a tots aquells que ens hem reunit pel coneixement d’un home bo.

Quin despago!

Eixa és una de les expressions que més colpeja entre aquells que formem part de la comunitat del Col·legi sant Antoni on la presència del padre Fermín, a pesar d’estar ja anys jubilat, era una constant: la catequesi de la Primera Comunió, el menjador, eixos moments de relleu a la porteria…

Com ens diuen a les «Floretes de sant Francesc», tots els companys del sant «foren privilegiats amb una singular mostra de santedat» Doncs bé, una de les seues singularitat i per la que sempre l’hem reconegut és per com n’era de patidor, com es preocupava de tal manera de totes les seues coses que ens feia patir a nosaltres també. Tot havia d’estar previst, tot d’acord amb allò que era correcte i es desvivia perquè així fora i no se li escapara cap detall. Així era de minunciós i metòdic. Però eixa preocupació també la traslladava per tots aquells que estaven al seu voltant i sempre tenia temps per preguntar com et trobaves o com anava la família, encara que el focus d’interés havia estat ell.

Eixe és, era, el padre Fermín.

Ja està dit, quin despago.

Nos han escrito

Hno Juan Oliver, obispo de Requena (Perú), nos envía un e-mail desde allí:

Hermano Miguel: Paz y Bien.
Gracias por comunicarme la noticia del fallecimiento de Fermín. De los últimos acontecimientos que vivió me solían informar. Su paso ha sido rápido y supongo que su vivir diario habrá sido como lo hacía: su cuidado personal, entrega a los demás, especialmente a los enfermos...
Una vez más me toca decir que, en nombre de todos los que estamos aquí (ya se lo he comunicado por teléfono) que estamos unidos a todos vosotros y que os acompañamos en el dolor de la separación.
Saludos a todos. Un abrazo. Juan


D. José Manuel Viso, amigo de los franciscanos y franciscano de espíritu

Amigo Miguel: Paz y Bien

Como compañero y Guardián del convento quiero manifestarte mi más sincero dolor por el fallecimiento del P. Fermín. Supongo que ha sido un gran golpe sobre todo por lo inesperado de la noticia.

Los franciscanos lleváis una mala racha desde el mes de diciembre y los que nos sentimos tan cercanos a vosotros lo sentimos profundamente. Es muy doloroso ver cómo se van los amigos, así que para vosotros tiene que ser mucho más ya que estabais compartiendo vuestras vidas juntos.

Sentí muchísimo no poder asistir al funeral de Ferrer a quien me unía una gran amistad, pero las circunstancias mandan.

Un fuerte abrazo para ti y para todos los compañeros. Estoy seguro de que el P. Fermín seguirá estando muy cerca de vosotros.

Un abrazo

José Manuel Viso


D. José Ciges Anrubia, antiguo profesor del colegio y franciscano de espíritu:

Lamento el fallecimiento del Hno. Fermín Gregori. Mi más sentido pésame a toda la Comunidad. Yo tengo muy buenos recuerdos de él y en mis oraciones le tendré presente.
Un abrazo a todos.

José Ciges Anrubia


Hno Ramón Cobo, misionero en Contamana (Perú):

Mi apreciado Miguel: Paz y Bien.

Ante todo os doy el pésame por la muerte de Fermín, que tan amigo nuestro era. Me acuerdo de Trini y los hijos de Salvador (Salvador, Vicenta, Fermín…). Ya le acompañé en el entierro de su hermano Salvador.
Que el Señor le dé la paz

 

Hno Santiago Serrano Algar desde Huesca, 3 ene 11

Mañana a las 10,30 horas, desde el taller de trabajo con transeuntes en Huesca,  me uniré a todos vosotros en la acción de gracias por la vida de Fermín y suplicaré al Señor me conceda la gracia de que mi vida se aproxime un poco a la intensidad y calidad con que Fermín vivio la suya en relación con Dios y sepa enfrentarme a la vida y la muerte con la esperanza con la que él se enfrentó.

Siento con profundo dolor su falta porque con él viví muchos de los mejores años de mi vida religiosa y de él aprendí a reconocer a Jesús en los pobres. Siempre será para mí una referencia que me acerque a Dios.

Agradezco al Hno Paco Olmo la delicadeza que ha tenido al comunicarme su fallecimiento y lamento que las circunstancias me impidan estar físicamente a su lado en el último adios.

Estoy con vosotros. Un abrazo.

 

Carlos Antonio Masa Bescós desde Zaragoza, antiguo alumno del Hno. Fermín en el colegio de Zaragoza en el Barrio Jesús. 11 ene 11

Recibí con mucha tristeza el fallecimiento del Hno. Fermín Gregori, persona muy entrañable a la cual conocí de muy niño en el Colegio de Zaragoza y en la Parroquia, a quien nunca olvidaré cuando nos daba clases de musica en los cursos superiores.

Tampoco olvidare cuando nos hacía las fotografías de los recordatorios para la primera comunion, así como las fotografías para la orla de fin de curso a los que ya salíamos del colegio el ultimo año.

Siempre lo tendré en mi corazón y nunca  lo olvidaré.

Un fuerte abrazo, y mi más sentido pesame por su triste fallecimiento a la familia, a la comunidad franciscana de Carcaixent, así como a la de Zaragoza, a la que perteneció durante muchos años.


Sexto curso

Con un curso del que fue tutor.

David Salvador Sáez, de Alzira, nos escribió el 11 ene 11

Hola a todo el colegio Franciscano: Hoy me he enterado de la noticia de que ha fallecido el Padre Fermín y ha sido algo que me ha emocionado bastante.

Tengo muy buenos recuerdos del profesorado del colegio "San Antonio", fue mi casa durante 12 largos años y sus profesorado como una segunda familia para mi. Me apoyaron, me ayudaron y me enseñaron algo más que puros "conocimientos de libro", me enseñaron unos valores universales que han dado mucho sentido a mi vida. Donde quiera que vaya siempre digo que tengo una parte muy importante de mi persona de San Francisco de Asís, de hecho soy un apasionado de los animales.

Pero de todo lo que recuerdo, hay alguien del cual jamás me podré olvidar y ese alguien es el padre Fermín. Él me dio la primera comunión, así como la catequesis para la misma cuando tan solo tenía 8 años. Recuerdo muy bien aquellas catequesis donde el Padre Fermín se llenaba de ilusión y alegría por transmitirnos la fé en Cristo. Años más tardes en 6º, 7º y 8º fue profesor mío de religión y cada mañana llegaba con una sonrisa en la boca, nos explicaba con mucha paciencia los contenidos del libro. Lo recuerdo vestido muy sencillo, muy humilde, fue la primera persona con la que me confesé a los 8 años y todo lo que recuerdo es mucho amor y cariño hacia mi y hacia mis compañeros.

Creo que el padre Fermín, lo llevaré siempre en mi recuerdo y creo que este señor ha sido un fiel testimonio y franciscano que a mi me ha predicado con el ejemplo, supo transmitir muy bien la fé a quienes éramos sus alumnos o al menos a mi. Hoy me entristezco, porque me hubiera gustado haberme encontrado con él y haberle dado las gracias por todo lo bien que se portó conmigo cuando me tuvo en clase. Aunque me entristezco, me alegro porque sé que en estos momentos estará al lado de Jesús y al lado de San Francisco, ojalá que algún día me pueda volver a encontrar con él para celebrar una gran fiesta en ese sitio que Jesús nos prometió.

Mis condolencias para toda la comunidad Franciscana por este fallecimiento.

Recibid un caluroso saludo.

Por teléfono

Fray Ángel Martín, profesor de este colegio durante 37 años y ahora superior del convento de Teruel, mayor y un poco enfermo estos días, me expresaba su tristeza por no haber podido acudir a despedir al Hno Fermín.

Las Hermanas Clarisas de Canals también nos han expresado lo mucho que sienten el fallecimiento del Hno Fermín al tiempo que nos prometen rezar por él.

Las Hermanas Dominicas que estuvieron en Carcaixent nos han expresado su sentimiento por el fallecimiento del Hno Fermín, por el que ya rezaban.

Funeral en La Font

El 10 de enero se celebró en la Font d'En Carròs se celebró una misa funeral por el Hno Fermín. Acudieron a esa celebración los sacerdotes nacidos en ese pueblo, el Hno Joan Jordi Escrivá, franciscano nacido allí y los Hnos Juan Carlos y Paco G. Olmo, de este colegio.